IRAIDE + ASIER. BODAS CON ALMA

La Boda de Iraide y Asier fue una de esas Boda en las que te hacen sentir parte de la Familia desde el minuto cero. Conectamos desde el principio y ese feeling siempre es un plus a la hora de fotografiar los momentos clave.

Una pareja natural, sin dobleces, con la sonrisa en los labios y palabras de agradeciemiento en la boca. ¿Así quien no disfruta al 110% de su trabajo? Y cuando las parejas son así es porque su familia, amigos, ..son así de encantadores también. Manu Ruiz ( segundo fotógrafo), Victor Fortes (videógrafo) y yo nos sentidos parte de la historia en todo momento.

El lugar que eligieron iba totalmente acorde a las sensaciones: La Finca El Molinar. Un espacio precioso con un terreno extenso y unos edificios antigüos muy cuidados. Una mezcla perfecta entre rural y elegante. De este lugar me gustaría destacar a su organizadora Leire, que no pudo transmitir más tranquilidad y profesionalidad en todo momento; y también me gustaría subrayar el que uno de sus seres queridos más especiales y parte importante de la familia, su perro Eki, pudiera formar parte en TODO momento del gran día de Iraide y Asier. Eso no tiene precio 😉

Comenzamos el día con los preparativos de los novios, Asier en Bakio e Iraide en la Finca El Molinar que cuenta con un espacio para la preparación de los Novios.

Iraide escogió un imponente vestido de El Bosque con palabra de honor y bordados florales que combinó con una capa muy boho (que personalmente me requeteecantó). Estaba radiante. Y es que ella ya es de por si una novia de revista, pero Elisa del estudio de maquillaje y peluquería Littas Bilbao la dejó IM-PRE-SIO-NAN-TE.

Pendientes de la Joyería Eguzkilore y Alianzas de Bulsar. de Las Arenas.

El Novio optó por un traje de Arras

La Decoración Floral de la Boda no pudo estar en mejores manos. La Artista Mar Izquierdo de Bodas Garden Center mostró nuevamente su magia este día y nos dejó a todos con la boca abierta con el arco que diseñó para que los novios se dieran el sí quiero y los detalles como el del columpio que siempre da mucho juego a la hora fotografiar.

Todo el día fue sobre ruedas con momentos para el recuerdo, muchas carcajadas, muchas lágrimas y sobre todo mucho cachondeo. Un día redondo 😉

Os dejo algunas fotitos más de esta preciosa boda Boho-chic.

 

Esta entrada fue publicada en Boda, Reportajes Fotográficos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *